lunes, 20 de junio de 2016

Erase una vez..



¡Hola a todos! ¿Que tal ha ido la semana? Hoy os traigo una entrada diferente, quiero hablaros sobre una serie de ficción que me encanta, no está basado en un libro concreto sino que relata diversos cuentos de hadas que todos conocemos, como por ejemplo: Blancanieves y los siete Enanitos, La Bella y La Bestia, La sirenita, Peter Pan, La Bella Durmiente, Mulán ...

La serie Once Upon a Time, o traducida al español Erase Una vez, trata de un universo alterno donde todos estos seres de cuentos coexisten y sus vidas están entrelazadas, un mundo que tiene una conexión perdida con nuestro mundo. Se centra en los personajes del Bosque Encantado y la conspiración de la Reina Malvada por perturbar la vida de sus súbditos, con el fin de conseguir su propia felicidad. Mediante una maldición, la bruja envía a los personajes de cuentos a un pueblo llamado Storybrooke, donde todos ellos habitan sin saber quienes son en realidad.
Aunque no es cien por cien fiel a los clásicos cuentos, la serie da unos matices muy originales a las historias de los personajes que se pueden ir apreciando según va avanzando la trama.

Sobre el personaje principal:




Emma Swan una mujer solitaria que trabaja como cazarrecompensas en Boston. Un día, Emma se encuentra con un niño de 10 años que afirma ser su hijo, Henry, al que había dado en adopción cuando era un bebé. Ella no quiere establecer una relación afectiva con él, así que decide acompañarle hasta su hogar, Storybrooke. De esta manera es como empieza la primera temporada de la serie, no cuento más para evitar spoilers. La imagen que transmite el personaje de Emma Swan, en un primer momento, es el de una mujer dura, fuerte y escéptica en cuanto a los cuentos de hadas y la magia. Sin embargo, no tarda en dejar ver su faceta cariñosa, protectora y apasionada.


¿Seguís esta serie? si es así, me gustaría que me dierais vuestra opinión ¿Que os parece? Yo la estoy siguiendo al día a día, ya va por la quinta temporada y la verdad es que no me canso y no deja de sorprenderme.






No hay comentarios:

Publicar un comentario